En torno a: Educación \ Arquitectura

"La arquitectura puede no ser el oficio más viejo del mundo, pero no hay dudas sobre su antigüedad, la presencia de arquitectos está documentada ya desde el tercer milenio antes de Cristo” (1).


Es posible que el fenómeno de la enseñanza de la arquitectura exista desde el comienzo mismo de la profesión, la primera no ha sido registrada con la intensidad de esta última. Esto, porque el proceso arquitectónico, cuando es llevado hasta sus últimas consecuencias, siempre remata en obra. El proceso de enseñanza/aprendizaje en cambio es, como todo proceso pedagógico, un proceso invisible. 


La concepción actual de un entorno de aprendizaje de arquitectura está ligada a la institucionalización a la que ha estado sometida durante los últimos dos siglos, a partir de la consolidación de organismos dedicados a impartir su enseñanza en Francia e Inglaterra durante la primera mitad del s.XIX. Por este motivo, está estrechamente ligado a la idea del taller dentro de una escuela que, a su vez, forma parte de una determinada institución universitaria. Pero esta primera idea debe comenzar a ser analizada bajo otra mirada. Primero, teniendo en cuenta la evolución que la enseñanza de arquitectura ha tenido en la historia.


En este contexto, surge las siguiente preguntas: ¿Qué entendemos hoy como un espacio de aprendizaje-enseñanza de Arquitectura? ¿Por qué hay que enseñar arquitectura?. Durante los últimos años las discusiones en torno a cómo se enseña la arquitectura no han cesado, lo cual ha ido influyendo también en el concepto de entorno de aprendizaje, en el cual el Taller se mantiene como El lugar de la enseñanza del proyecto. Es necesario entonces incluir en el concepto de entorno de aprendizaje todos aquellos elementos exteriores a lo que el mismo entorno entrega de forma inmediata y que puedan servir a la acción proyectual, incluyendo a los profesores.


Desde este punto de vista, el Taller se transforma en entorno de aprendizaje, en el momento en que se produce una comunicación entre quienes lo componen. Donald Schön, a partir de estudios de talleres en el MIT, explica el proceso de comunicación docente-estudiante como un proceso en el cual “Cada participante debe construir por sí mismo el significado de los mensajes del otro y debe diseñar mensajes cuyos significados pueda descifrar el otro... Por lo tanto el taller participa de las características de toda comunicación humana” (2). Y es en esta comunicación en donde se desarrolla la acción proyectual, acción que no es unidireccional.


Teniendo estos antecedentes se plantea la serie “En torno a: Educación\Arquitectura” en conjunto con la Dirección de Escuela Arquitectura Universidad del Bío-Bío. Con el objetivo de aportar a la búsqueda y reflexión saber el proceso actual de enseñanza de la arquitectura en las Universidades.


(1) Kostof, Spiro [Coord.], El Arquitecto Historia de una Profesión, 1984

(2) Schön, Donald, La Formación de Profesionales Reflexivos,1992


Extracto Texto "En torno a: Educación\Arquitectura"