Puerto Saavedra en Tres tiempos

Desde las alturas de Puerto Saavedra, específicamente desde el cerro Choñi, encontramos una vista hacia la infinitud del Océano Pacífico, también la unión de los ríos Moncul e Imperial y su desembocadura, incluso es posible visualizar a la Isla Mocha, ubicada en el límite de la novena y la octava región.



Autor: Oscar Concha

Texto: Leslie Fernández

Diseño Editorial: Felipe Oliver, Oscar Concha

Difusión: Dostercios Editorial-Audiovisual

Idioma: Español 

Año: 2016


Tomando el nombre original en mapundungun Konün Traytrayko leufu, traducido como “El río que corre cantando” o “la melodía que hace el río cuando suena”, Puerto Saavedra parece dar cuenta de su historia a partir de lo fluvial y sus relaciones con el mar. Este documento busca dejar registro de una pequeña parte de ella, a partir del rescate de 16 relatos de personas de generaciones y ocupaciones distintas, que fueron parte de encuentros tras la estada de un mes en esta localidad. Las conversaciones en su desarrollo más íntimo, permitieron un intercambio entre el habitante entrevistado y el artista, nutriéndose ambas partes de igual manera, asumiendo además la importancia de un proceso en esta relación. La idea, a partir de este documento, es hacer que primero sus protagonistas y luego los saavedrinos, se reconozcan y puedan valorar sus experiencias de vida, asumiendo además que la historia se constituye de microrrelatos de quienes habitan o habitaron un lugar. Forman parte de este documento retratos y breves relatos de los entrevistados, en algunos casos también lo son fotografías familiares que ellos habían conservado. Desde el punto de vista de lenguaje, el proyecto consideraba desde un comienzo a la fotografía como lenguaje, pero finalmente ésta fue considerada como una excusa para visibilizar a las personas, sin pensar en un fin autoral. También es parte de esta publicación, pero a modo de anexo, una serie que se encuentra conectada con un proyecto que Oscar Concha desarrolla desde hace aproximadamente 10 años. Se trata de Al paso, registros que dan cuenta de situaciones visuales que va encontrando en sus recorridos. Desde una visión foránea hay imágenes que llaman la atención y que con frecuencia pasan desapercibidas en la cotidianeidad de quienes las habitan. Tanto el anexo como los otros registros, han sido documentados en esta publicación y presentados en este lugar, como una forma de devolver las imágenes a su propio lugar.

 

Desde las alturas de Puerto Saavedra, específicamente desde el cerro Choñi, encontramos una vista hacia la infinitud del Océano Pacífico, también la unión de los ríos Moncul e Imperial y su desembocadura, incluso es posible visualizar a la Isla Mocha, ubicada en el límite de la novena y la octava región. En esta amplia vista es posible observar el peso de un paisaje y una cultura en constante transformación, donde la naturaleza ha decidido acomodarse en más de una oportunidad. Desde esta amplitud es posible imaginar los cruces de tiempos, de historias y de mundos.