RESEÑA LIBRO - La ciudad se llama cafeína

En nuestro ultimo viaje a Santiago, tuvimos contacto con Cristóbal Valenzuela, un fotógrafo y cineasta, quien nos presento su publicación “La ciudad se llama cafeína”. Este libro contiene su trabajo como fotógrafo. En el se plasma su interés por la ciudad y su contexto, en sus fotografías se aprecia el registro de su recorrido a través de espacios íntimos y urbanos, siendo los momentos de contemplación personal los que busca retratar.

 

La idea del libro nació posterior al material, es por este motivo que la figura de Diego Alamos es muy importante para él, gracias a su trabajo como editor y su experiencia en novelas y en poesía, la publicación logro el contenido teórico y narrativo que Cristóbal quería plasmar.

 

Valenzuela empezó a interesarse en la fotografía de autor en el 2007 tras conocer por internet el trabajo de un grupo de fotógrafos jóvenes radicados en Nueva York: Tim Barber, Ryan McGinley y Dash Snow. Cómo todo camino autodidacta se empieza con lo que tiene a mano. Fue ahí donde poco a poco fue aprendiendo y practicando para llegar a entender que cada decisión que piensas al momento de capturar una foto, marca la diferencia.

 

Sus estudios en cine se especializaron en montaje y guiones, experiencia que aclara el hecho de que muchas de las fotografías contenidas en “La ciudad se llama cafeína” puedan sugerir historias, como si se tratase frames de una película inexistente, a pesar  de  que son todas documentales y que la narrativa no es explicita. Es por esto que resulta tan coherente que el cineasta José Luis Torres Leiva este a cargo de prologar el libro. En la filmografía de Torres Leiva la fotografía cobra tal relevancia que pareciera que nos enfrentamos a una serie de cuadros estáticos en donde el movimientos de los personajes en su interior es lo único que delata su procedencia cinematográfica, así como cada plano de Valenzuela nos muestra una escena más de una película nunca filmada.       

 

Cristóbal nos comenta, “La verdad no soy muy fanático de las exposiciones de foto, nunca he estado en una que me haya cautivado, pero sí lo soy de los libros de fotos, los absorbo en soledad como un libro de poesía, una novela o una película, creo que viene de mi viejo amor por los comics, logro una conexión mucho mayor con las publicaciones visuales como una experiencia personal y por eso siempre pensé el libro fuera una exposición movible que entrara a casas, que pudiera pasarse de mano en mano y conseguirse en librerías.”

 

Si están interesados en saber mas del libro pueden meterse a la web del autor y también puede conseguir una copia del libro en las librerías Metales Pesados, Tienda Nacional, Subsuelo, Ulises de Lastarria, Librería del Gam, Pánico Ediciones, Librería del SOFA, Nueva Altamira y Takk. 


Título: La Ciudad se llama Cafeína.
Fotos: Cristóbal Valenzuela Berríos.
Editorial: Ediciones del Desierto.
Editor: Diego Alamos.
Diseño: Nicolás Perez de Arce.
Prólogo: José Luis Torres Leiva.
Año: 2015
Número de páginas: 110.
Formato: 23 x 20,3
Papel: Cuché 170 gr.