CLAUDIO ROMO

La práctica y el desarrollo de áreas como el diseño nos hacen ver el arte desde una perspectiva mucho menos prejuiciosa y menos jerárquica, una visión modesta pero seria.

Profesor de la facultad de Humanidades y Arte de la Universidad de Concepción, Chile. Entre los años 2002 y 2004 realiza una Maestría en Artes Visuales Mención Gráfica, en la Academia de San Carlos, Escuela Nacional de Artes Plásticas, UNAM México y una pasantía en el  taller de grabado Grafikwerkstatt Dresden patrocinado por el Ministerio de Arte y Ciencia del Estado de Sajonia, en Dresden Alemania.


En su taller, Concepción, nos habla sobre su apuesta hacia una visión reflexiva, la que se basa en la construcción de un imaginario como una expansión de la realidad y que el arte lo entiende como una herramienta de democratización, capaz de darle voz a una comunidad. Por eso, antes que estar en una galería de arte, prefiere estar en libros y correr de mano en mano.


“A la falta de espacios de la cultura en Concepción, el libro se puede convertir en un espacio de ficción y una composición por si sola, una suerte de catálogo de colecciones”


Su trabajo por un lado es construcción de realidad y por otro rescate del pasado (Lota 1960). Tenemos un acervo social y cultural y tenemos que hacerlo revivir desde el relato”.


Claudio Romo (1968), Ilustrador, grabador y docente, ha expuesto sus obras en Chile, México, Alemania, Italia y Estados Unidos. Ha publicado El Cuento de los Contadores de Cuento (2004), Bestiario (2008), Fragmentos de una biblioteca transparente (2008) e Informe Tunguska (2009). En 2011 expuso en Matucana 100.


Ha sido ganador, en Chile, por dos años consecutivos del prestigioso premio Amster Coré por sus trabajos en ilustración.


En su vasto currículum destaca “El cuento de los contadores de cuentos” escrito por Khemir Nacer y editado por el Fondo de Cultura Económica, una de sus obras más conocidas. Con LOM, su casa editorial, ha publicado los libros ilustrados: “El álbum de la flora imprudente”, con textos y dibujos propios; “Bestiario de seres reales y fantásticos” con textos de Juan Nicolás Padrón; “Fragmentos de una biblioteca transparente” con textos de Alexis Figueroa y la reciente novela gráfica “Informe Tunguska”, también con guión del poeta y escritor Alexis Figueroa.